Únete GRATIS para enterarte de lo último y recibe de regalo el manual "8 tips para unos labios carnosos"

Mechas californianas: paso a paso

Unas mechas californianas son la mejor forma de dar un toque de luz a tu cabello, sin dejar de lado nuestro color.

Conozco poco sobre tintes, lo reconozco. Soy de las que siempre han tenido miedo a eso del amoníaco y, si en alguna ocasión lo he hecho, ha sido siempre con tintes naturales. En todo caso, me sentía a gusto con mi color  pero sabía que podía darle un toque más bonito, por lo que la única forma de convencerme últimamente eran unas mechas californianas. ¿No os pasa lo mismo?

Tenía claro lo siguiente:

1- Nada de mechas contrastadas; debían ser mechas sutiles, algo que pareciera muy natural. Un color igual al de mi cabello en unos tonos menos sería suficiente. Nada de rubios ni decoloraciones.

2-Que sería un degradado, desde el color de mi cabello natural hasta las puntas más claras.

3-Que no escogería el rubio más rubio para mi pelo castaño, sino que debía ser un rubio con fuerza y brillo, como el rubio dorado que compré en Deliplus.  Lo escogí porque, según la caja, sobre mi pelo quedaría un castaño pelirrojo, que es como se me queda en verano con el sol.

¿El procedimiento? Muy fácil, en 2 minutos te explico cómo hice mis mechas californianas.

Solo con un peine y el tinte que desees -eso sí, ¡escoge bien y fíjate en la caja!- puedes hacer mechas tan chulas como éstas. A mí me ha encantado el resultado que ha dejado en mi pelo. Os dejo unas fotos en las que se aprecia mejor el color.

mechas californianas

Related Posts

Deja un comentario